Espacio de etología y educación

La llegada de un nuevo compañero

La llegada de un nuevo compañero por José Luis Abad

La llegada de un nuevo compañero a un grupo social definido esuna situación que se repite muchísimas veces y que es necesario atajar bien si no queremos que se nos vuelva un problema que a veces resulta ser de extrema gravedad.

Hablamos de grupo social establecido y no de manada ya que este último es un término que debe usarse para el entorno salvaje. A mí, por mi formación y por mi convencimiento personal, me gusta más hablar de grupo social establecido.

Un nuevo cachorro llega

Podemos tener varias vertientes de esta situación, tantas como individuos que intervengan, pero en este caso, nos vamos a centrar en la introducción de un cachorro en un grupo estable de individuos.

Unas recomendaciones de cómo hacerlo para que la integración del cachorro sea satisfactoria y no suponga traumas ni para él, ni para el resto de individuos.

Un grupo estable y sociable

Lo primero es asegurarnos que tenemos un grupo estable y sociable, y tener identificadas todas las debilidades y fortalezas de cada uno de los individuos, de cara a que no haya sorpresas en las reacciones que éstos puedan tener sobre el nuevo miembro que llega.

Una vez identificados esos aspectos, hay que valorar la conveniencia de un nuevo miembro valorando cosas tan triviales como el espacio, el entorno y la solvencia económica.

Las presentaciones

Recomiendo que la presentación se haga fuera de casa, es decir, en una zona neutral donde no haya peligro de que aparezcan reacciones en los individuos de la familia como protección de recursos. Esto haría que el cachorro tuviese una mala experiencia que pudiese condicionar determinados comportamientos.

Todo esto se debe dimensionar bien ya que va a depender del número de individuos que tenga el grupo; cuántos más individuos tengamos, más difícil será la operación ya que tendremos que vigilar muchas más reacciones.

Esta socialización con el nuevo miembro debe hacerse DE FORMA TOTALMENTE CONTROLADA. Nada de “dejadlos que entre ellos se huelen y se comunican”, esto es un error que alguna vez ha tenido algún desenlace desagradable e incluso fatal.

Debemos identificar, como he dicho antes, qué individuo es el que menos va a aceptar al cachorro, y trabajar su socialización sobre ese individuo de forma cuidadosa.

Hay que observar las señales que nos emiten todos los participantes de esta operación, y estar atentos a cortar cualquier comportamiento inadecuado hacia el cachorro, y también al contrario, no debemos dejar que el cachorro atosigue al adulto y poner a prueba su paciencia más allá de un umbral de seguridad.

Los contactos cachorro- grupo deben ser paulatinos y con tiempos cortos al principio, que se irán alargando conforme vaya evolucionando esa introducción, hasta que llegue el momento en que veamos que el grupo ha aceptado al nuevo miembro. Nunca hay que dejar al cachorro solo con los adultos en este proceso, NUNCA.

La ayuda profesional

Habrá gente que diga, “pues yo no he tenido ningún problema…” pero, siempre que se tengan dudas acerca de cómo introducir un cachorro en un grupo ya establecido, hay que consultar y pedir ayuda a un profesional que nos dé garantías de no cometer errores fatales y nos ayude a que el proceso sea cuanto más natural y controlado mejor. Y por supuesto, si se busca un profesional, hágale caso.

El objetico es que tanto cachorro, como adultos, disfruten de una bonita experiencia y que la entrada de un nuevo miembro sume para el grupo y su entorno social.

Medite al atardecer, mirando las estrellas y acariciando a su perro, es un remedio infalible”.

Ralph Waldo Emerson.

Jose Luis Abad Gambero es educador y adiestrador canino. Desde el 2015 lleva realizando intervenciones en conductas indeseadas (agresividad, miedo, estrés, ansidedad). Formado en Educan y con formación complementaria en programas de reducción de estrés canino por Gedva .

Podéis contactar con él en su mail o en su facebook.

Si quieres estar al día de los talleres sobre etología, adietramiento y conducta que realizamos en El Galgo Alado® suscríbite a nuestro newsletter para recibirlos en vuestro mail.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.